Esculturas al aire libre

Donostia / San Sebastián, museo contemporáneo al aire libre

El arte en espacios abiertos, accesible a todos, es una de las características más representativas de Donostia / San Sebastián. Un paseo por la ciudad permite admirar obras de grandes artistas como Eduardo Chillida y Jorge Oteiza, composiciones que se integran en la fisonomía urbana estableciendo un profundo diálogo con su entorno natural.

 

PEINE DEL VIENTO

Realizado por el escultor Eduardo Chillida (Donostia / San Sebastián, 1924-2002) y el arquitecto Luis Peña Ganchegui (Oñati, 1926-Donostia / San Sebastián 2009), el Peine del Viento es el ejemplo perfecto de belleza en estado puro, un profundo diálogo entre arte y paisaje.

La fusión entre la bravura del mar y la fuerza de las estructuras de hierro han elevado su carácter natural de obra de arte contemporánea a lugar de encuentro y relax para donostiarras y turistas.

Peine del VientoParte del conjunto escultórico del Peine del Viento

 

CONSTRUCCIÓN VACÍA

Desafiando a la fuerza de la mareas, en pleno Paseo Nuevo, se alza imponente la escultura Construcción Vacía, del artista Jorge Oteiza.

La obra, que fue premiada en la Bienal de Sao Paulo hace medio siglo, es hoy día un referente en el mundo del arte contemporáneo; un verdadero tesoro al alcance de todos.

Construcción vacia - OteizaConstrucción vacía, aún más espectacular los días de oleaje en el Paseo Nuevo

 

SAGRADO CORAZÓN

Custodiando la ciudad, desde la cima del Monte Urgull, la escultura del Sagrado Corazón se sumerge en el paisaje donostiarra.

La obra, realizada por el artista Federico Coullaut en 1950, mide más de 12 metros de altura y se ve a una distancia de 4 millas desde el mar.

sagrado corazonEl Sagrado Corazón en la cima del monte Urgull

 

HOMENAJE A FLEMING

En pleno Paseo de la Concha, el artista Eduardo Chillida quiso homenajear al inventor de la penicilina con su escultura Homenaje a Fleming. El diseño fue realizado en hierro en 1955, año en el que falleció el científico escocés, pero no fue hasta 1990 cuando el artista esculpió la obra que conocemos, en granito.

flemingHomenaje a Fleming, de Eduardo Chillida, en el paseo de La Concha

 

LA PIEDAD

La Piedad de San VicenteLa Piedad en la fachada de San Vicente

Esta obra, basada en los bocetos de Oteiza para el friso del Santuario de Arantzazu, fue realizada por el escultor José Ramón Anda y supervisada en todo momento por el mismo Oteiza. La obra se instaló en la fachada de la Iglesia de San Vicente en 1999, siendo la primera obra de Oteiza con la que contó la ciudad.


LA CRUZ DE LA PAZ

Esta obra de Chillida fue un regalo que el artista hizo a la Catedral del Buen Pastor en su centenario en 1997. La cruz, extraida de una pueza de alabastro, conserva la textura original de la piedra.