Belle epoque

La reina María Cristina fue una pieza clave en la conversión de San Sebastián en ciudad turística. Desde 1893, año en el que empezó a veranear en la ciudad, la reina se trasladaba en la época estival junto a toda su corte a esta ciudad que poco a poco comenzó a construir toda una serie de edificios majestuosos con un marcado estilo francés. Gracias a ello, Donostia / San Sebastián puede presumir de poseer una área romántica con memorables edificios de la Belle Epoque:

AYUNTAMIENTO

AyuntamientoFachada principal del Ayuntamiento, vista dese los jardines de Alderdi Eder

El actual Ayuntamiento de Donostia / San Sebastián fue, desde su inauguración el 1 de julio de 1897 hasta su cierre en 1924, por la prohibición del juego, sede del Gran Casino de Donostia / San Sebastián. Con sus ruletas y en su Salón de Baile, actualmente Salón de Plenos, se entretenían políticos, escritores y artistas de la Belle Epoque.

El 20 de enero de 1947 se convirtió en la Casa Consistorial de la ciudad, que cambió su sede desde la Plaza de la Constitución. En plena Bahía de la Concha, con el incesante ambiente de la Parte Vieja a sus espaldas y con la tranquilidad de los jardines de Alderdi Eder de frente, el Ayuntamiento es sin duda un punto de parada obligatoria.

 

TEATRO VICTORIA EUGENIA

Teatro Victoria EugeniaTeatro Victoria Eugenia

Con un diseño típico de la Belle Epoque pero con un espíritu de lo más actual. Así es el Teatro Victoria Eugenia, que en 2012 celebró su primer centenario. Situado en pleno centro, con la vista puesta en el Kursaal y a orillas del río Urumea, el Victoria Eugenia ofrece al visitante una programación variada y en continuo cambio.

El edificio de piedra arenisca y motivos decorativos del plateresco con formas del renacimiento español, fue creado por el arquitecto Francisco de Urcola en el año 1912. En la fachada del edificio destacan, sobre las columnas dóricas, cuatro grupos escultóricos que representan la opera, la tragedia, la comedia y el drama.

El teatro Victoria Eugenia ha sido durante décadas el principal escenario del Festival Internacional de Cine y desde su renovación en el año 2007 ofrece nuevos espacios y tecnologías audiovisuales punteras.

 

LA PERLA

La PerlaLa Perla vista desde la playa de La Concha

A principios del siglo XX la Reina María Cristina estableció en la ciudad el centro de veraneo de la Casa Real. Para dar servicio a la aristocracia se creó un balneario de madera, que se sustituyó en 1912 por el nuevo balneario, considerado por los periódicos de la época como uno de los más hermosos del mundo.

El proyecto para el nuevo balneario se integró en la reforma de toda la Concha: se ensanchó el paseo, se crearon y cerraron los voladizos y se instalaron en ellos las cabinas para sacar los carros de la arena y se diseñó, también, la nueva barandilla.

En 1994 la zona del balneario fue reconstruida nuevamente, confiriéndole el aspecto actual.

 

HOTEL MARÍA CRISTINA

Hotel MARIA CRISTINAHotel María Cristina desde la otra orilla del río Urumea

Su diseño, obra del arquitecto Charles Mewes (encargado también de diseñar el hotel Ritz en Madrid y en París) y su ubicación, junto al río Urumea y con vistas al mar, convirtieron a este hotel en el favorito de la aristocracia de la Belle Epoque. El edificio tenía originalmente una planta en L. En los años cincuenta del siglo XX se añadió un ala al edificio, confiriéndole la planta en U que aún conserva.

Tras la Guerra Civil y la posguerra, el Hotel recuperaró su esplendor con la creación del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, cuyas estrellas se alojan desde entonces y cada año en el Hotel. De hecho, la proximidad del Hotel al Teatro Victoria Eugenia posibilitaba el paso de las estrellas de uno a otro por una alfombra roja que se convertiría en uno de los elementos distintivos del Festival a nivel internacional.

En 2012 el hotel fue completamente renovado en su interior, manteniendo su emblemática fachada.

 

ESTACIÓN DEL FUNICULAR

funicularFachada de la estación del funicular de Igueldo

La estación del funicular destaca por su fachada principal, que muestra el carácter de un edificio público en su acceso constituido por los arcos y por la marquesina hoy desaparecida. La imagen de edificio público se combina con el aspecto rústico de una construcción originalmente situada fuera de la ciudad, realizada con una mampostería almohadillada más otras referencias a entramados de madera en las buhardillas de la mansarda.

 

DIPUTACIÓN FORAL DE GIPUZKOA

diputaciónFachada principal de la Diputación Foral de Gipuzkoa

El Palacio de la Diputación fue diseñado en 1878 por el arquitecto municipal José de Goicoa y su construcción culminó en 1885. Ese mismo año sufrió un incendio que destruyó la mayoría del edificio, salvo la fachada y la cimentación. Aprovechando lo que se salvó del incendio, se realizó un nuevo proyecto, terminado en 1890.

Los arcos exteriores unen este edificio con el resto de edificios de la Plaza de Gipuzkoa. En su fachada destacan varios bustos de guipuzcoanos de renombre: Urdaneta, Elcano, Oquendo, Lezo y Legazpi. Encima de ellos se puede ver el el escudo de la provincia de Gipuzkoa.

 

BIBLIOTECA KOLDO MITXELENA

kmkCentro Cultural Koldo Mitxelena

Este edificio, inaugurado en 1900, fue construido para albergar el Instituto Provincial de Segunda Enseñanza. Posteriormente, el edificio fue cedido a la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Navarra, y ya en 1993 se rehabilitó por completo (salvo las fachadas) para dar cabida al actual Centro Cultural Koldo Mitxelena (Koldo Mitxelena Kulturunea), dependiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa.