Área Romántica

Hotel María Cristina

Tras el derribo de la muralla a finales del siglo XIX y los sucesivos planes de ensanche de la ciudad, Donostia / San Sebastián fue adquiriendo poco a poco su fisionomía actual.

El ensanche se planificó de forma muy cuidada, con un urbanismo muy elegante y decimonónico, en un estilo ecléctico.

Lo mas destacable de esta área es la sensación de conjunto apenas alterado por un puñado de edificaciones modernas, en las que caben destacar el Ayuntamiento de San Sebastián, inaugurado como casino en 1897 y que atrajo a grandes personajes como Mata Hari, Rotschill, el Rey de Bélgica ó el Sha de Persia a sus fiestas hasta 1924, año en que se prohibió el juego El 20 de enero de 1947 se convirtió en la Casa Consistorial de la ciudad, que cambió su sede desde la Plaza de la Constitución. En plena bahía de La Concha, con el incesante ambiente de la Parte Vieja a sus espaldas y con la tranquilidad de los jardines de Alderdi Eder de frente, el Ayuntamiento es sin duda un punto de parada obligatoria.

La Plaza de Gipuzkoa auténtico oasis en plena urbe, con su estanque para los patos y presidido por el edificio de la Diputación Foral de Gipuzkoa de estilo neoclásico.

La Catedral del Buen Pastor fue inaugurada también en 1897. Su estética de estilo ojival está inspirada en las iglesias medievales de Alemania y Francia. Prueba de esa inspiración es la afilada aguja que corona el edificio y que le proporciona la categoría de “el más alto de San Sebastián”. En su fachada principal, destaca “La Cruz de la Paz”, obra del escultor Eduardo Chillida. Con sus 1.915 metros cuadrados es la iglesia de mayor tamaño de toda la ciudad.

Siguiendo el ensanche de la ciudad hacia el interior, encontramos otros puntos singulares:

  • La Plaza de Bilbao, coqueta plaza con una fuente monumental, construida para favorecer el acceso a la estación del ferrocarril del Norte.
  • Puente de María Cristina, el mas elegante sobre el río Urumea, con cuatro templetes inspirados en el puente Alejandro III de París.
  • Paseo de Francia, en la otra orilla del río, junto a la estación del Norte, romántico paseo de sabor francés con sus fuentes “Wallace” y palacetes de principios de siglo XX y con la barandilla que adornaba el paseo de la Concha antes de 1910.

En 1912, año destacado en el desarrollo turístico de la ciudad, se inauguraron el Teatro Victoria Eugenia, el Hotel María Cristina, el nuevo balneario de La Perla (que sustituía al antiguo balneario de madera), el funicular del Monte Igeldo o el “topo” (ferrocarril que une Donostia / Sebastián con Irún).

En julio de 1912 la regente María Cristina inauguró el hotel que llevaba su nombre. A lo largo de sus más de cien años las elegantes y suntuosas habitaciones de este hotel han alojado desde la aristocracia y realeza de principios de siglo hasta las últimas estrellas de Hollywood, pasando por músicos, escritores y personalidades variadas de prestigio internacional.

El teatro Victoria Eugenia, inaugurado una semana después del hotel María Cristina, es un edificio renacentista construido en arenisca. Desde la primera escenificación de la obra "En Flandes se ha puesto el Sol" de la compañía de María Guerrero, el teatro ha sido la sede de los principales acontecimientos culturales de la ciudad, así como del Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

Entre los años 2001 y 2007 se llevó a cabo un completo proceso de reforma del teatro, dotando al mismo de mayor amplitud de espacios escénicos y nuevos aires más vanguardistas, intentando mantener siempre la esencia original del teatro.

Las recientes peatonalizaciones en esta zona de la ciudad han hecho de ella un centro comercial y de ocio urbano en toda regla, con pequeñas tiendas especializadas de gran tradición y también establecimientos de grandes cadenas comerciales a disposición en una zona fácilmente manejable a pie.

CONOCE MÁS SOBRE LA ARQUITECTURA DE DONOSTIA / SAN SEBASTIÁN