GEOPARQUE DE LA COSTA VASCA

Los acantilados del Geoparque de la Costa Vasca guardan una formación de capas de roca, llamadas flysch, que nos muestran 60 millones de años de evolución geológica.

El Geoparque de la costa vasca es una estrecha franja de Litoral que se extiende a lo largo de Zumaia, Deba y Mutriku. A primera vista, destacan los hermosos prados y bosques que se suceden, tierra adentro, desde la línea de costa. Pero, como siempre pasa, la verdadera belleza está en el interior, y el verdadero interés de este lugar se encuentra en sus entrañas. La geología de este paisaje guarda los secretos de algunos de los episodios más impresionantes de la historia reciente de la tierra.

geoparque-acantilado

El flysch es una formidable formación de sucesivos estratos de roca que han quedado al descubierto a consecuencia de la acción del mar, y que revela información muy valiosa sobre los cambios biológicos, geológicos e incluso climáticos que han tenido lugar en la tierra durante los últimos 60 millones de años. La formación de flysch se ubica a lo largo de 13 kilómetros de la costa, entre Mutriku y Zumaia. Este pequeño tramo ha revelado a los científicos muchas intimidades del planeta, desde la anexión de la Península Ibérica a Europa y la creación de los Pirineos, hasta la desaparición de los dinosaurios.

El Centro de Interpretación de la Naturaleza Algorri, en Zumaia, organiza excursiones a pie por la rasa mareal y los acantilados e impresionantes paseos en barco. Y en Mutriku, el Museo Nautilus acoge una completa colección de fósiles que se remontan hasta la Era Secundaria. Y además, muy cerca de la costa, se asoma la Ruta del Karst, donde se encuentra el mayor conjunto de cavidades arqueológicas de Gipuzkoa, entre las que destaca la cueva de Ekain, Patrimonio de la Humanidad.