Antigua, ¡el barrio mágico!

jordi
Jordi Bloggero

Antigua mapa de recorrido

 

Los del barrio de Antigua, decimos que somos “antiguotarras” antes de “donostiarras”, ya que el barrio más antiguo –valga la redundancia- y mágico –sí, sí, ¡ya veréis!- de la ciudad tiene su propio carácter, además de tener ¡de todo! ¿Qué otro barrio tiene una playa con un parque y un palacio justo encima unidos por un túnel submarino?

Túnel de Miramart

Isla de Santa Clara

Palacio de Miramar

Foto @sistersandthecity

Pero Antigua es mucho más que eso, es un barrio de toda la vida donde por sus animadas calles llenas de tienditas y bares con terraza, se cruzan estudiantes de la universidad pública con txikiteros con txapela.

Empezamos el recorrido en Loretopea (que significa ‘debajo de Loreto’) también conocido como Pico del Loro por un error de traducción. Con marea baja, se puede pasar caminando de la Playa de la Concha a la de Ondarreta. Con marea alta, mejor pasar por el túnel submarino Miramart. Mi propuesta: por el día, por la playa y por la noche, por el túnel, que tiene una iluminación muy chula.

Vista de la playa de la Concha desde el antiguo
Tunel de Miramart al anochecer
Vista cenital de una mujer en la orilla de la playa

De Loretopea subimos al Palacio de Miramar, antigua residencia veraniega de la realeza. La reina Maria Cristina tuvo buen ojo al escoger el como su inspirado en las casas de campo inglesas, pasear por sus jardines o simplemente descansar en el césped mirando al mar, no tiene precio.

Tras visitar Miramar la playa de Ondarreta es perfecta para darse un chapuzón: la playa de los toldos blanquiazules y chiringuito en la misma arena, es la más familiar de todas. Se pueden alquilar kayak, bañarse en la piscina o llegar nadando hasta la isla. Para los que les parezca demasiado, paradita en el gabarrón (justo en la mitad) y ¡a tirarse por el tobogán!

Una vez refrescados, nos dirigiremos a uno de los sitios más especiales de Donostia: el Peine del Viento. Es un lugar mágico donde sentarse a mirar el mar o huir de sus embistes. ¡Cuidado con acercarse demasiado a los agujeros del suelo los días en los que el mar esté rebelde! ¡Avisados estáis!

Del Peine del Viento podemos subir a Igeldo donde las vistas son las mejores de la ciudad. Podemos subir en autobús, en funicular de 100 añitos nada menos o en bicicleta los más valientes. Eso sí, ¡la cuesta es muy dura!

Con tanta subida y bajada, ya nos ha entrado el hambre. Es hora de adentrarse en el alma del barrio Antigua: la Calle Matia. A un lado de la calle, en frente de los jardines de Miramar, hay un frontón para quien quiera jugar (o ver) un partido de pelota.

Al atardecer

Ambiente: bares, restaurantes y pintxopote

La calle Matia es la vidilla del barrio del Antigua, llena de comercios locales, bares y restaurantes. El sitio ideal para tomarle el pulso al barrio y disfrutar de su ambiente. Los jueves a partir de las siete de la tarde además, hay pintxopote.

Ambiente de barrio en los bares Trikuharri, Platero y Drinka: pintxos, bocatas, raciones y menús de muy buena calidad a buen precio. Si buscas algo diferente, te propongo el restaurante Txubillo: cocina de fusión vasco-japonesa o el recién inaugurado restaurante mejicano Mera Mera con sus cervezas artesanales.

La Plaza Sert (con una escultura muy chula en el centro, ¿a qué no aciertas que es? Una pista: ¡se llama Moby Dick!) está llena de terrazas donde tomarse algo. Toma nota, aquí el pintxo pote es los miércoles. Las tostas del bar Mandrágora están buenísimas y la tortilla del bar Lobo también.

Ambiente nocturno

La sala de conciertos Doka ofrece tanto música en directo como encuentros de salsa todos los miércoles. El pub Errotatxo es un bar variopinto para gente de todas las edades.

Recorrer Antigua con Google Maps

Deja tu comentario

Código de seguridad Refescar