Aiete - Miramon

Dos barrios altos ideales para pasear tranquilamente

Los barrios de Aiete y Miramón se sitúan en las colinas que rodean a la Bahia de la Concha. Son dos barrios alejados del bullicio del centro que no te dejarán indiferente. Podrás visitar edificios emblemáticos de la ciudad como el Palacio de Aiete o el Basque Culinary Center, jugar con experimentos científicos en el Museo de la Ciencia, relajarte en los 2 jardines y parques más grandes de la ciudad.

Pasea por los barrios de Aiete y Miramon y entra en sus edificios más importantes

Mapa y lugares de interés

  • 1. Palacio y Parque de Aiete
  • 2. Caserío Katxola
  • 3. Basque Culinary Center
  • 4. Museo de la Ciencia Eureka!
  • 5. Kutxa Ekogunea Haur Parkea
  • 6. Torres Arbide
  • 7. Parque de Miramon

aiete-auzoak-mapa-es

Aiete entre parques y palacios

Aiete es conocido por el Palacio de Aiete que imponente se alza en la parte más alta del barrio. Hoy en día, este edificio neoclásico guarda entre sus muros la Casa de la Paz y Los Derechos Humanos. Pero, si sus paredes hablaran, nos contarían historias de reyes, reinas y dictadores que durante años veranearon aquí.

La historia del Palacio de Aiete comienza en 1878 cuando fue construido bajo las órdenes de los Duques de Bailén . Hasta 1893 fue residencia de verano de los reyes de España desde Isabel II hasta Alfonso XIII. En 1940 pasó a ser el testigo de las temporadas estivales del dictador Francisco Franco.

En sus salones se tomaron algunas de las decisiones políticas más importantes, ya que aquí se celebraran los Consejos de Ministros durante el mes de agosto.

El año 2011 también fue un año que marcó la historia de este edificio. El Palacio acogió la Conferencia Internacional de Paz de San Sebastián. Evento que reunió a reconocidas personas de la política nacional e internacional.

Exterior del Palacio de AieteEl Palacio de Aiete hoy en día alberga la Casa de la Paz y Los Derechos Humanos

Visita el Palacio de Aiete con tiempo porque en cuanto te adentres en su parque querrás quedarte durante horas. Y es que el Parque de Aiete es uno de esos lugares en los que reina el silencio y la tranquilidad. Pasea por sus jardines de estilo francés, rodea el estanque con cisnes y patos, vista su cueva y la original cascada, y adéntrate en el bosque húmedo de árboles centenarios y sequoias de gran tamaño. Pensarás que has salido de la ciudad por lo tranquilo que resulta.

Audioguía

PALACIO DE AIETE

Miramon, donde se unen Ciencia, Historia y Naturaleza

Ubicado en la parte más alta de la ciudad, entre Aiete y la zona de hospitales. Antaño fue un lugar lleno de caseríos rodeados de naturaleza, de los que todavía queda el caserío Katxola. Y aunque hoy se ha convertido en el Parque Tecnológico de San Sebastián, no ha perdido esa esencia, siendo hoy un lugar en el que la innovación ha sabido integrarse con la naturaleza.

Puedes acercarte en autobús, te dejará en la puerta del parque. Pasea entre sus modernos edificios y deléitate con sus formas y estructuras, todas ellas diferentes e innovadoras.

El edificio del Basque-Culinary-Center destaca con su iluminación nocturnaEl edificio del Basque Culinary Center destaca con su iluminación nocturna en un entorno rodeado de naturaleza

Y entre todos los edificios hay dos de visita obligada. El primero de ellos, es el Basque Culinary Center. Un edificio con una arquitectura tan original como impresionante, que se integra en la naturaleza de forma que parece que emerge de ella.

El otro edificio emblemático de Miramón es un trozo de historia de la ciudad, Las Torres de Arbide. Un pequeño castillo construido en 1904 en el centro de Donostia / San Sebastián y que entre 1972 y 1975 fue trasladado pieza a pieza hasta aquí.

Por el camino encontrarás el Museo de la Ciencia, uno de los mejores planes para realizar con niños en San Sebastián. Ya antes de entrar, podrás disfrutar de un jardín mágico donde pasearás entre los edificios más emblemáticos de Gipuzkoa en miniatura. Juega y diviértete con los experimentos en el Eureka! Zientzia Museoa, móntate en los diferentes simuladores y descubre la galaxia en el Planetario de Donostia.

Torres Arbide en el Parque de MiramonLas Torres Arbide se trasladaron al Parque Miramon para acometer las obras de ampliación de San Sebastián. Foto: www.sistersandthecity.com

Planetario del Museo de la Ciencia Eureka!En pleno Parque Tecnológico de Miramon se encuentra el Planetario del Museo de la Ciencia Eureka! De visita obligada si vienes con niños.


En este barrio también y a unos minutos de Eureka! Zientzia Museoa Kutxa Ekogunea Haur Parkea te ofrece otra fabulosa alternativa para realizar actividades con niños. Además de un parque para niños de 0 a 12 años diseñado con criterios pedagógicos cuenta con espacios al aire libre para disfrutrar de la naturaleza.

Después de este paseo por la parte más urbanizada, te recomendamos adentrarte en plena naturaleza y disfrutar de uno de los parques más bellos de la ciudad. El Parque de Miramón es un pequeño bosque natural lleno de flora y fauna en el que encontrarás un anfiteatro de piedra, donde podrás sentarte cual espectador de un circo romano. En el centro del Parque hay un bonito estanque donde descansar.

miramon-ekoguneaKutxa Ekogunea Haur Parkea - Parque Infantil

miramon-basoaEl Bosque de Miramón Foto: www.donosticity.org.

 

Añorga y su Museo del Cemento

Cerca del barrio de Miramon, se encuentra el barrio de Añorga. El largo bidegorri que cruza el barrio, lo convierte en el lugar ideal para largos paseos caminando o en bici junto al río y parajes naturales. Un plan ideal para hacer con niños o para relajarte y alejarte de las zonas más concurridas.

Museum Cemento Rezola en AñorgaEl Museum Cemento Rezola es un icono del barrio de Añorga

Además, en Añorga, el Museum Cemento Rezola. Una oportunidad única para conocer las consecuencias del cemento en nuestra vida y en el planeta. A través de simulaciones y módulos interactivos podrás descubrir cómo es una fábrica por dentro o cómo se consigue reducir los impactos medioambientales.

En el camino desde Miramon a Añorga puedes encontrar el Txillida Leku un museo al aire libre con esculturas del propio Eduardo Txillida,

Museo Chillida-LekuEl Museo Chillida-Leku alberga 150 piezas de Eduardo Chillida

Dónde comer en Miramon

Al igual que en el resto de la ciudad, tanto en Aiete como en Miramón se esconden pequeñas joyas gastronómicas que harán las delicias de cualquier gourmet.

En el parque Tecnológico de Miramón, al tratarse de un lugar de trabajo, encontrarás diferentes establecimientos tanto para comer un bocadillo o un sencillo menú del día, como para disfrutar de la mejor gastronomía.

Y si eres amante de la comida de vanguardia, no dejes escapar la oportunidad de visitar el restaurante ubicado en el Basque Culinary Center porque aquí puedes probar algunas de las joyas de la gastronomía más moderna a un precio muy razonable. Son los propios alumnos de la escuela de cocina quienes preparan el menú y te lo sirven. Comprobarás que tenemos una magnifica cantera de Chefs. Te recomendamos que hagas tu reserva con antelación.

Dónde dormir

Aiete y Miramon son sinónimos de descanso. Si algo reina duran te la noche en estas dos zonas es la tranquilidad. En la zona de Aiete, encontrarás dos de los mejores hoteles de la ciudad, el Hotel Palacio de Aiete y el Hotel Zenit, y en Miramon el Hotel Arima, todos de 4 estrellas y de reciente construcción.

También puedes alojarte en apartamentos de alquiler vacacional que te permitirán gozar de la libertad de un piso a un precio más asequible que en otras zonas de la ciudad.

Cómo llegar

Una de las opciones que te recomendamos es que subas a Aiete por el camino que asciende hasta el parque a la altura de la Playa de La Concha, la cuesta de Aldapeta.  Las vistas de la Bahía de las que disfrutarás en el trayecto son impresionantes.

Si prefieres utilizar el transporte público, aquellos autobuses urbanos con número 19, 31, 35 Y B2 te acercarán hasta Aiete desde diferentes puntos de la ciudad.

Y, para llegar hasta Miramon, deberás coger las líneas 35, 17 o 28. Acuérdate de bajar a la altura del paseo Mikeletegi 12 y recorrer el Parque Miramón a pie, porque merece la pena disfrutar de cada rincón.